Inicio » PUERTOS Y COSTAS » El transporte marítimo, emergente

Categorías:

El transporte marítimo, emergente

Utilizado principalmente para los envíos no urgentes, el transporte marítimo ha crecido desde los años posteriores a la crisis como una de las mejores alternativas al transporte terrestre. Se caracteriza por transportar volúmenes muy grandes de material a distancias largas. Es, incluso, el medio más económico en relación a la distancia recorrida, por lo que es muy útil para compras sencillas desde Asia hasta Europa. Y todo esto, unido a la regularización de los contenedores de carga, permite un transporte multimodal.

¿Quién no ha comprado alguna vez por Aliexpress, Joom, o cualquier otra web de compra online? Está claro que no siempre utilizan el transporte marítimo para enviar los paquetes, pero es su modo más económico. Porque todos odiamos pagar un gasto de envío de 5€ cuando el “chollo” nos ha costado 3€… Eso sí, siempre tarda mucho en llegar, pero a quien le sobre paciencia ya sabe dónde comprar.

Pues bien, toda esta mercancía que genera al año millones de euros centra su principal tarea en los muelles. Desde organizar los contenedores hasta distribuirlos por tierra al destino. Con la crisis se dejó de ampliar los actuales en Europa por la elevada inversión que requería acometer dichas obras, pero parece ser que la opinión pública ha cambiado. El Puerto de València, el 7º con más movimiento de Europa y entre los 30 con más tráfico de contenedores del mundo, será ampliado. Una ampliación que no solo permite aumentar la capacidad de almacenamiento de mercancía, sino que permite incrementar el número de rutas y/o de diferentes tipos de buques que atracan en el mismo.

El problema, el impacto urbanístico y ambiental. Es decir, el nexo entre la ciudad (y más concretamente los barrios colindantes) y la zona logística del puerto no está homogeneizado, lo que lleva a un cambio brusco de zonas que no agrada a ninguna de las partes. Además, las conexiones con el puerto deben aumentar para poder hacer frente al incremento de demanda de mercancías, lo que implica mejorar/ampliar la red de carreteras, las líneas de ferrocarril, etc. Una cosa que con reflexión y planteamiento deberían solucionar para lograr una mejor convivencia entre los habitantes y las operaciones portuarias.

En conclusión, el transporte marítimo es una de las mejores opciones de envío de mercancía, pero que requiere, como muchos otros transportes, de una buena integración en un entorno urbano, o por lo menos una transición de un espacio a otro moderada y agradable para cualquiera que quiera observar el increíble movimiento diario de los puertos.

El BOE publica el concurso para la ampliación norte del Puerto de València y su explotación hasta 50 años

ENLACE A LA NOTICIA


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies